Posts etiquetados ‘politica’

Mientras leo cuentas de twitteros me descubrí poniendo el ojo en la política, en la belleza, en la guerra, entre tantos que acaparan mi curiosidad. Curiosidad que sacio hoy más que nunca gracias a las Nuevas Tecnologías de información y Comunicaciones. Así es como me tope por accidente el video que cito en el segundo trino. Cómo un antiguo templo Católico acabó convertido hoy en escenario deportivo. Me causó mucha curiosidad porque es un impresionante construcción para haber sido abandonada. Pero también me parece interesante el aporte a la sociedad como escenario deportivo.

Y en cuanto al primero, la belleza y la política, recuerdo y dejo acá, una mínima parte de una generosa exposición fotográfica a la que asistí este año. Se trata del trabajo de Sady González, uno de los primeros reporteros gráficos de Colombia. Quien –en una época no tan “abundante” en nuestras modernas tecnologías– también apuntó su ojo y su lente a la política y la guerra así como a la vida cotidiana y a algunos espectáculos tradicionales en Colombia. Claro que ¿ qué más espectáculo, feria y festín que la política ? Pero en este caso me refiero a los reinados. Yo también me rendí a su encanto, cuando en este año tuvimos Colombiana triunfadora en el reinado universal de la belleza.

Y es que parece ser que en Colombia nos hemos debatido así. Entre el disfrute y euforia de toda clase de reinados ferias y fiestas y el lapidario protagonista de los horrores de la violencia por décadas. Por generaciones.

Siendo optimistas, podríamos decir que no nos rendimos. Ya sea dedicados a vivir de la manera más sencilla, honesta y laboriosa o rodeados de banalidades, indiferencia y corrupción o protagonistas extremos de los episodios más trascendentales ya sea bondadosos o violentos. Pensé en Colombia, mientras veía una reina en la política en Polonia aspirante a la Presidencia. Acá nuestras reinas entretienen un lado de la cara de Colombia mientras la otra mejilla recibe la bofetada de la violencia.

Volvamos al lente de Sady Gonzalez. Quien dejó para la memoria de Colombia, en imágenes, su pasión por comunicar de tan variados eventos.

image

image

image

image

image

image

image

image

image

image

image

image

image

image

image

image

image

image

También las miradas, congeladas en el tiempo por Sady González, reviven hoy para la obligada a selfie. Una imagen une dos siglos. Las nuevas tecnologías juntan rostros distanciados en el tiempo. ¿Cuánto asombro tendría este pionero reportero gráfico si viajara en el tiempo, y nos descubriera con el poder que llevamos en la mano mientras disfrutamos de una selfie?
Lo nombramos smartphone o simplemente teléfono. En realidad es toda una computadora y además en un inmenso mar de redes e intercambios.

Y con este y muchas otras novedades tecnológicas puedo hacer hallazgos dentro y fuera de la red. Luego compartirlos y tener la dicha de llegar a ustedes, no sólo con mis hallazgos sino también con mis especulaciones.

Así mismo, textos, imágenes y videos, compartidos desde lugares distantes del planeta llegan a mí. Para enseñarme la variedad de pensamientos y acciones que ha habido y que me rodea hoy.

Gracias por todo lo que comparten y por su atención. Gracias a comunicadores informales y profesionales, en todas sus modalidades, por compartir tal variedad de información y pareceres.

image

image

image

Anuncios

image

Leer más en >> http://m.elpais.com.co/elpais/colombia/noticias/condenan-concejal-marsella-risaralda-por-racismo

Links relacionados >> http://tinyurl.com/q3ng9cd

image

Algunos políticos.

image

@aldana_angel

Chinese Government is “Winning” Internet Ideology Battle > http://ow.ly/qDqTo

Las falsas ideas gobiernan el mundo. Se lo disputan. ¿ Las pruebas ? Han quedado en la historia de la humanidad. Somos protagonistas.

Y dejo acá una mínima parte de un escrito de Karl Popper acerca de la responsabilidad de los intelectuales en cuanto a la creación de ideologías.

image

Encontré en un sitio en Internet algo como esto: ¿ y tú en que travesura estás pensando para cambiar el mundo ?

También recordé algo que me gusta mucho en mi adolescencia y que decía ” si sigues las reglas no es divertido ”

Regla norma ley mandato … Los versados del mundo del Derecho nos podrán aportar mucho acerca de lo bueno y de lo malo de todo esto.

Pero siempre nos seguirá pareciendo divertido romper una regla o jugar con lo prohibido.

Pero en el escenario de Internet yo me atrevo también a sugerir:

¿Porqué sus travesuras deben ser ilegales?

Puede haber ocasiones en que conviene poder decir “esto es legal”. Aunque sea Menos divertido !

O quizás descubramos que resulta mucho más divertido, conquistar al tirano con las reglas propias de una democracia. Para rehabilitarla de su corrupción sin dar la papaya de la ilegalidad para conveniencia del opresor.

Claro está, en el caso de que una constitución garantice mecanismos, antes que un gobernante hubiéramos llevado al poder para arruinarla a su conveniencia.

image

image

Hoy el oro puede significar otros tesoros.

image

Audio > http://soundcloud.com/tic-security/travesuras-legales

Att. Angel.

El deseo de libertad es algo completamente primitivo que ya encontramos en los animales -incluso en los animales domésticos- y en los niños pequeños, y ciertamente en grados muy diferentes. Pero en el terreno político la libertad se convierte en problema. Pues la libertad ilimitada de cada individuo se vuelve naturalmente imposible por la convivencia de los seres humanos. Si soy libre de hacer todo lo que quiero, entonces también soy dueño de despojar a los otros de su libertad.

Kant resuelve esta cuestión por medio de la exigencia de que la libertad del individuo sólo la puede limitar el Estado hasta el punto, y únicamente hasta ese punto que sea necesario para la convivencia de los individuos y de que esta limitación necesaria de la libertad debe afectar lo más igualmente posible a todos los ciudadanos. Este principio genuino kantiano muestra que el problema de la libertad política es soluble al menos conceptualmente. Pero no nos ofrece ningún criterio de la libertad política. Pues en los casos individuales a menudo no podemos determinar si es necesaria realmente una determinada limitación de la libertad, o si se trata de una carga que se ha impuesto homogéneamente a todos los ciudadanos. Por eso necesitamos otro criterio, más fácilmente aplicable. Yo he hecho la siguiente propuesta: “un Estado es políticamente libre si sus instituciones políticas hacen prácticamente posible a sus ciudadanos llevar a cabo un cambio de gobierno sin derramamiento de sangre, en caso de que la mayoría desee semejante cambio de gobierno”. O más brevemente expresado: “somos libres si podemos librarnos de nuestros soberanos sin derramamiento de sangre”.

Aquí tenemos un criterio que nos permite distinguir la libertad política de la esclavitud política o, si se quiere, una democracia de una tiranía.

Las palabras “democracia” y “tiranía” son naturalmente lo de menos. Por ejemplo, si alguien denominase “democracias” a ciertos Estados que no son libres y calificara de tiranía a la Constitución de Inglaterra o de Suiza, no me metería en una discusión sobre si estos nombres se aplican de forma correcta o falsa, sino que diría simplemente: “Si tuviera que servirme de su metodología, tendría que confesarme enemigo de la democracia y amigo de la tiranía”. De esta manera puede uno evitar perderse en discusiones sobre palabras. Lo que nos importa no son las palabras, sino los valores reales.

El criterio de la libertad política que acabo de ofrecer, es un instrumento sencillo, pero ciertamente algo tosco. Sobre todo no nos dice nada sobre la tan importante cuestión de la defensa de las minorías, por ejemplo de las minorías religiosas, idiomáticas o étnicas.

Fuente:

La responsabilidad de vivir, Karl R. Popper, 1994

 

 

El castillo de la Cenicienta en Walt Disney World, Florida.

… Ideología

La ideología de Walt Disney, tal como se hace patente en sus películas, se basa sobre todo en la defensa de los valores del “american way of life” (“Modo de vida americano”), en los que creía firmemente. La ideología neocolonialista subyacente en los filmes de Disney ha sido puesta de relieve, entre otros, por Ariel Dorfman y Armand Mattelart, en su conocido ensayo Para leer al Pato Donald (1971).

Una cuestión muy discutida es la de las posibles simpatías de Disney por los regímenes fascistas europeos en los años previos a la Segunda Guerra Mundial. Según algunas referencias,17 fue recibido en Roma por Mussolini en una o dos ocasiones durante la década de 1930. También se ha argüido como prueba de su simpatía por el nazismo su asistencia, en compañía del abogado de la empresa, Gunther Lessing, a mítines del German American Bund, organización pro-nazi estadounidense. Sin embargo, el principal testigo que documenta la presencia de Disney en estos mítines no es en absoluto imparcial: se trata de Art Babbitt, despedido por Disney en 1941 poco antes de la famosa huelga de los trabajadores de los estudios. También se sabe que Disney fue uno de los pocos empresarios cinematográficos que recibieron abiertamente a la cineasta alemana Leni Riefenstahl, en su visita a Hollywood en 1938, cuando la mayor parte de la industria le cerró sus puertas.

En cualquier caso, si Disney tuvo simpatías por los regímenes fascistas, las desechó en cuanto su país entró en guerra contra el Eje. Durante el conflicto bélico, colaboró con el gobierno realizando varios filmes de propaganda, entre los cuales destaca el cortometraje Der Fuehrer’s Face, en el cual aparecen caricaturizados Hitler, Mussolini e Hirohito y que termina con una auténtica oda a las virtudes de la democracia.

Disney ha sido tildado a veces de antisemita, argumentando que los judíos aparecen como personajes estereotipados y malévolos en algunos cortometrajes de la década de 1930 particularmente en Los tres cerditos (1933).

Sí está fuera de toda duda que Disney fue un ferviente anticomunista, en gran medida a causa de la huelga de 1941, que él atribuyó a maniobras del Partido Comunista de los Estados Unidos para ganar poder en la industria del cine. Según su declaración ante el Comité de Actividades Antiamericanas, creía firmemente que el comunismo era una seria amenaza contra el modo de vida estadounidense.

No se ha podido probar que militara en ningún partido político. Durante los años 50, Disney apoyó económicamente al Partido Republicano.18 En su juventud, Disney formó parte de una organización de tipo masónico, llamada Orden DeMolay. Según su propio testimonio, la pertenencia a esta organización tuvo un papel muy importante en su formación.

Las convicciones religiosas de Disney son también poco conocidas. Fue bautizado como miembro de la iglesia congregacionalista (de hecho, se le puso el nombre de Walter en honor a un pastor de dicha iglesia, Walter Parr19 ), pero no parece haber sido un hombre religioso, aunque sí respetaba profundamente la religión como garante de los valores establecidos. Para un libro sobre la oración de Roland Gammon editado en 1963, Faith is a Star, Disney escribió un texto acerca de la importancia de los valores religiosos en la sociedad y en su propia vida, que es uno de los pocos documentos conocidos acerca de sus ideas religiosas.20

Leer más >>

List of assets owned by Disney >>

Recuerdo el término ” Samizdat “.

image